Visitar el post original: Hubo un día en que decidí dejar de complacer a todo el mundo.Y todo ca…

Hubo un día en que decidí dejar de complacer a todo el mundo.Y todo cambió desde ese día.
Porque me permití descansar. Aceptar mi humanidad.Salir de la prisión de la falsa bondad. De tener que desvivirme por personas que no se quieren responsabilizar y solo buscan tablas salvavidas para no comprometerse y no evolucionar.
Ya no me siento culpable por que otros no sean felices ni sepan cómo amarse o cómo amar.Esa ya no es mi competencia.Esa ya no es mi finalidad.Me libero de todas las cadenas.Me libero de quien me obliga a ser “así” o “asá”.
No soy Superman, ni ningún otro héroe de comic que esté aquí para “rescatar”.No te confundas.Yo solo vengo a darte un mensaje. Un mensaje de LIBERTAD.Estoy aquí para decirte que eres libre.Que puedes decidir amarte y avanzar.Que el poder está en tu centro. Y que no necesitas ser “especial” para ganarte “cielos” o merecer la eternidad.Esa es mi misión.Esa es mi verdad.
Desde ese día, tengo muy claro con quién resueno y con quién no tendré afinidad. Ya no fuerzo relaciones, ni me obsesiono con quien no me valora o no me demuestra cordialidad.Yo sigo mi camino, porque esas personas (lo mismo que yo) también tienen su libertad. Y no me voy a quedar llamando a puertas cerradas, esperando migajas de amor o afabilidad.
La vida es mucho más sencilla.La vida consiste en disfrutar.En ir ligero de equipaje y soltar todo lo que pesa y todo lo que está de más,Hola a quienes llegan y adiós a quienes se van.Si aportas, bienvenid@ a mi vida; si no, vete a otro lugar.
Sin tanto drama y tanta culpabilidad.Sin tanto peso a las espaldas.Sin tanto exceso de responsabilidad.
Autor desconocido


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies